martes, 5 de diciembre de 2006

Excelente análisis del Marxismo, tres párrafos apoteósicos del Ateneo Valeriano Orobón

Excelente análisis del Marxismo, tres párrafos apoteósicos del Ateneo Valeriano Orobón. No te los pierdas, lee.
Kolectivo Sin Tapujos (Plasencia) [06.04.2006 11:02] - 595 lecturas - 3 comentarios Artículo/noticia publicado/a en Kaosenlared.net en el apartado de Libre Publicación NO seleccionada por el Kolectivo Editorial

TRES MAGNÍFICOS PÁRRAFOS DEL ARTÍCULO DEL ATENEO VALERIANO OROBÓN FERNANDEZ. EN ELLOS ESTÁ LA CLAVE DE LO NO ENTENDIDO DE MARX.

Marx se esfuerza en hacer comprender que el capitalismo no es fruto de ninguna injusticia humana, ni de un azar histórico, sino que es una fase impuesta como ineludible necesidad por el proceso histórico de la sociedad que transcurre impuesto por las exigencias del incesante e imparable desarrollo de las capacidades creadoras de las fuerzas productivas.


Marx entiende que no es el capitalismo producto de los capitalistas, sino al revés. Los capitalistas son un producto de una fase del desarrollo histórico de las fuerzas productivas de la sociedad que llamamos capitalismo; por eso la revolución del proletariado está justificada en orden de acelerar la síntesis final para implantar el socialismo. Pero sin ella esta fase capitalista también llegará por fuerza interna del mismo capitalismo a su fin, ya que a medida que este crece va labrando su propia destrucción.


Por tanto, puede concluir Marx, de acuerdo con la base materialista de su interpretación, que “el modo de producción de la vida material determina en general el proceso social, político e intelectual de la vida. No es la conciencia del hombre la que condiciona su manera de ser, sino que es su manera de ser social la que determina su conciencia”. Es decir, las ideas, creencias, etc... son una superestructura edificada sobre la base real de la sociedad que es el trabajo, o sea, el modo de producción de la vida material, o lo que es lo mismo, el desarrollo incesante de las fuerzas productivas; y cuya evolución sigue rigurosamente su curso.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada